Litoral y el reestreno de Bosques, de la Tetralogía La Sangre de las Promesas.

Antes que nada estuvo el encuentro. El encuentro de un grupo de gente, de amigos, de actores, diseñadores, gente que se quería. Que se preguntaba en esos momentos: “Aquí estamos, acabamos de llegar a los treintas. ¿A qué le tenemos miedo?” Y resultó ser que mientras no le temíamos a nuestra propia muerte, sí le temíamos al amor. Y más allá de tener miedo a morir, teníamos miedo a que murieran aquellos que nos habían dado la vida.  La idea de esta obra nació de ahí y de mi lectura de Edipo, Hamlet y El idiota. Estos tres gigantes no sólo tenían en común la historia de tres príncipes sino, más allá de eso, los tres habían sido terriblemente afectados por la relación con sus padres. Así que nació la idea de escribir sobre Wilfrid, un joven que habiendo perdido a su padre buscará un lugar para el descanso de sus restos. Durante esta búsqueda regresará a su tierra ancestral donde redescubriría la fundación de su existencia y su identidad.

Seis mujeres se enfrentan a la incoherencia de su propia existencia, a raíz de que en 2003, la más pequeña de ellas y un paleontólogo, deciden buscar el origen de la enfermedad incurable que mató a una de ellas.  Su viaje nos llevará hasta 1917, año en el cuál un soldado desertor se refugiará en el corazón de un bosque para descubrir un zoológico y al amor de su vida.  Sin embargo ellos y su descendencia quedarán atrapados en un laberinto de guerras, catástrofes y traiciones del que sólo podrán salir cuando las promesas traicionadas sean cumplidas. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s