¿Quién es Nick Fury? The Avengers

Por Jim Beard

Es el espía más grande del mundo; un incansable y aparentemente inmortal agente de la libertad, quien prefiere trabajar detrás de la escena antes que acaparar el centro de la atención. Sus habilidades de liderazgo son incuestionables y sus conexiones en todo el mundo llegan hasta escalas inalcanzables. Lo han golpeado, drogado, le han lavado el cerebro e intimidado, pero él nunca ha renunciado a luchar por lo que considera correcto. Él es Nick Fury; un escudo de protección entre los inocentes y aquellos que quisieran privarlos de sus libertades.

La mayor parte de la historia de Fury es información clasificada. El resto es, sencillamente, increíble.

 Guerra infernal

Nicholas Joseph Fury creció siendo tan pobre que sus padres ni siquiera pudieron enviarlo a la ‘universidad de la calle’. Recibió su educación en las crueles calles del peligroso barrio neoyorquino Hell’s Kitchen, un sitio tan difícil que hasta las trincheras de la Segunda Guerra Mundial parecían un picnic en la playa en comparación con él. Por eso, Nick halló la manera de enlistarse y terminó siendo un sargento del Ejército de Estados Unidos, donde lideró a un montón de patanes llamados Comando Aulladores, quienes presenciaron muchas batallas y ganaron unas cuantas, en Europa y el Pacífico.

Cuando la guerra se acercaba a su fin, las condecoraciones recibidas por el sargento Fury gracias a su valor prácticamente igualaban la cantidad de cabellos en su cabeza. Pero nada de eso le importaba; él sólo quería que todo el conflicto concluyera de una vez. Cuando eso ocurrió, sus distinciones lo llevaron entonces hasta la organización precursora de la CIA, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS). En ese momento, Nick descubrió que él no envejecía como la gente normal, gracias a una pequeña cosita llamada la Fórmula Infinito.

Ah, también debió acostumbrarse a utilizar un parche en el ojo; otro ‘regalito’ de la guerra…

Cosas de espionaje

Desde la OSS, Fury hizo la transición a la nueva organización, la CIA, y ganó mucha experiencia en cuanto a espías y operaciones encubiertas. Tony Stark, un diseñador de armas e industrial líder en el mundo, lo convenció para dirigir S.H.I.E.L.D., un grupo gubernamental que abordaba grandes problemas internacionales y poseía más recursos y agentes de los que un viejo soldado como Nick había visto jamás. Él convirtió esa oficina en una fuerza a tener en cuenta y se enfocó en combatir grupos terroristas como HYDRA y cualquier otro equipo de incompetentes que, con sus mentes enfermizas y perversas, quisieran dominar el mundo.

Los días de Fury con S.H.I.E.L.D. no han sido siempre un lecho de rosas y le han causado unos cuantos dolores de cabeza. Pero después de cada golpe y cada reconstrucción, siempre volvió a alinearse para hacer su trabajo. Con su experiencia allí tuvo acceso a un increíble nivel de información y desarrolló una impactante habilidad para rastrear a los malvados, que avergonzaría a cualquier equipo de ‘superhéroes’. Lleva a S.H.I.E.L.D. en su sangre; es lo que come, bebe y respira.

Invasión alienígena

Hubo un tiempo en que toda la Tierra cayó bajo una invasión secreta de los alienígenas Skrulls, y Fury pasó a la clandestinidad para pelear junto con un equipo secreto. Cuando toda la cuestión cobró dominio público y las luchas llegaron a las calles, Fury y su gente golpearon como un rayo desde bases encubiertas alrededor del Globo, un pequeño detalle de S.H.I.E.L.D. que la mayoría de la gente desconocía.

Cuando la batalla final contra los Skrulls se redujo, Nick Fury lideró a los héroes de los Jóvenes Vengadores (THE AVENGERS) y la Iniciativa contra los invasores y ayudó a cambiar el rumbo para los defensores de la Tierra. Tristemente, también fue testigo del disparo con el que Norman Osborn, el ‘excriminal’ conocido como el Duende Verde, liquidó a la reina Skrull y con el que se consagró ante los ojos de un público desesperado. Osborn se hizo cargo de S.H.I.E.L.D. y su excomandante se desvaneció en las sombras, retirándose a la clandestinidad nuevamente.

El momento más oscuro es antes del amanecer

Con Norman Osborn en el centro de la atención y sus fuerzas HAMMER jugando a ser el reemplazo de S.H.I.E.L.D., el mundo de Nick Fury cayó en un hoyo aún más profundo. Sin embargo, cuando se supo que HYDRA controlaba secretamente la incondicional organización espía, Fury comprendió que no era el momento de dormirse en sus propios laureles y pasar a retiro.

Así, formó un nuevo equipo, los Guerreros Secretos, y con un grupo de otros agentes secretos de todo el mundo emprendió una guerra secreta contra Osborn y sus secuaces.

El antiguo ‘oscuro reinado’ del Duende Verde llegó a su fin en una audaz incursión a la legendaria ciudad de Asgard. Fury y su gente se unieron, proveyendo respaldo nuevamente en uno de los más grandes combates desde la Batalla de las Ardenas. Con Osborn finalmente encarcelado, Fury permitió que Steve Rogers tomara el control de la agencia de espionaje pero se comprometió a mantener su único –pero bien entrenado- ojo atento a cualquier amenaza que pudiera surgir y poner en riesgo la libertad de todos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s