¿Cuántas veces has intentado cambiar tu estilo de vida y no lo logras?

_MG_8603Mucha gente me pregunta cómo es que de ser una persona sedentaria, fumadora y sin ganas de hacer algo por mí, ahora soy una mujer más sana y deportista.

A los 37 años me di cuenta de que algo no estaba bien, que ser delgada por naturaleza no me daba derecho a quedarme estática y que mi cuerpo quería un trato más digno.

 ¿Estaba todavía a tiempo? ¿Cómo lograrlo? ¿Por dónde empezar? ¿Cómo generar ese cambio? Mi respuesta, sin duda es que el cambio no se generó de afuera hacia adentro sino al revés. Mis ganas de SENTIRME bien fueron más fuertes que las de VERME bien. Estaba cansada de no tener una disciplina y una meta propia más allá de las metas profesionales e inclusive familiares.

 Hacer algo por mí ya era una necesidad y entonces decidí entrarle con todo.

Desde hacer limpieza de closet y alacenas hasta escoger un deporte en el que me sintiera cómoda y feliz. El asunto es que no fuera una carga y que los pequeños grandes cambios fueran premios y no castigos.

¿Una manzana y no una dona? ¿Levantarme una hora más temprano todos los días para hacer ejercicio? ¿Más lectura y menos tv? ¡Claro que son premios!

Y aunque al principio puede costarte trabajo, cansarte y hasta aburrirte, poco a poco se empieza a convertir en una dulce disciplina con la que te enganchas y es ahí donde se empieza a generar el verdadero triunfo. No se trata sólo de llegar al peso ideal, este cambio va más allá. El cambio del que te hablo es holístico y la finalidad es que dure para siempre.

Y fue así como casi sin darme cuenta mi vida cambió, mi piel se ve distinta, disfruto comer sano, hacer ejercicio es mi pasión y mi yo interno es mucho más feliz.

Sí, hay momentos en los que pierdo la fuerza y me cuesta volver al carril. Entonces, tengo recursos que me ayudan a salir adelante:

–  Juntarme con amigos que tienen las mismas ganas de cambio.

–  Acordarme de lo bien que me siento cuando voy por buen camino.

–  Leer a los 6 grandes expertos del programa en vidaenbalance.com, mis amigos virtuales más queridos que siempre me enseñan algo nuevo o me recuerdan cosas importantes que tenía abandonadas en algún rincón de mi mente.

Así que con base en mi propia historia y como participante activa de vidaenbalance.com te digo que ¡SI PODEMOS!

¡Ánimo! hagamos equipo y generemos el cambio.

Con cariño,

Celina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s